Qué es la app ClubHouse y por qué todos hablan de ella

02 Marzo 2021 16:15 6 min

Convierte en oro todo lo que toca, y en este caso no fue diferente. El pasado enero Elon Musk, fundador de Tesla, SpaceX y otros tantos proyectos estrafalarios, anticipaba la locura por el bitcoin encendiendo la mecha de Clubhouse.

De un día para otro, la conversación entre el empresario y Vlad Tenev, director ejecutivo de la app de inversión Robinhood, dispararon la valoración de las acciones de la empresa un 117%. Aunque en realidad se trataba de un error. Eso sí, muy dulce.

Clubhouse Media Group, la compañía detrás del desarrollo de la app que hoy está de moda, no cotizaba por ese nombre, pero se veía beneficiada por un crecimiento inusitado, que la colocaba como principal rival de la recién estrenada función de audios de Twitter.

Hoy en Llamaya tratamos de explorar qué se esconde detrás el fenómeno de Clubhouse y analizamos qué es lo que la hace tan atractiva para los usuarios más duchos en redes sociales.

qué es clubhouse

También te puede interesar: ”Qué es Signal y qué ofrece respecto a WhatsApp o Telegram

¿De dónde ha salido Clubhouse?

A principios de 2020, cuando el mundo entero solo tenía ojos para el feed infinito de actualizaciones sobre la COVID-19, apareció una nueva red social en Silicon Valley a la que pocos le prestaron atención.

Era Clubhouse, el último producto experimental de Paul Davison y Rohan Seth lanzado a través de su startup tecnológica Alpha Exploration Co. La idea era bastante clara: combinar el concepto de los podcasts con la fórmula lúdica de Houseparty.

La app salía al mercado en abril únicamente para dispositivos iOS, y su particularidad la permitía atraer 12 millones de dólares de financiación tan solo dos meses después. Para junio el servicio ya contaba con 1.500 usuarios. ¿Por qué tan pocos?

Para acceder a Clubhouse es necesario contar con la invitación de otro usuario. Eso, unido a la falta de publicidad, permitían a la plataforma mantenerse como una propuesta indie y exótica. Precisamente lo que terminaría atrayendo al extravagante Elon Musk.

Con una valoración de 1.000 millones de dólares, los desarrolladores anunciaban ya en enero el futuro lanzamiento de la versión para Android, mientras que el empresario americano se dedicaba a publicitar la app con nombres como el de Kanye West o incluso Vladimir Putin.

Cómo funciona Clubhouse

Partiendo de referencias conocidas, Clubhouse funciona como un Twitter exclusivamente de audios. Sin embargo, a diferencia de la feed pública de la red social del pájaro, aquí la dinámica se sustenta en grupos similares a los de WhatsApp.

Introduces tus datos personales, tus intereses por temáticas, y al acceder por primera vez a la app ves los chats más populares en pantalla. Podrás unirte a cuantos quieras, así como buscar otros que se ajusten al tipo de contenido en el que quieres participar.

Una vez dentro del grupo, la dinámica es idéntica a la de WhatsApp: participantes conversan enviándose audios, mientras que un regulador (administrador) vigila que se cumplen las normas de la comunidad.

Ahora bien, aunque la adhesión a los grupos es libre e ilimitada, su participación en ellos está regulada. Y es que, para hablar, antes tendrás que “levantar la mano” seleccionando un botón, y esperar a que el regulador te dé paso.

cómo usar clubhouse

De esta forma se garantiza un cierto orden en la conversación, permitiendo a cualquiera que llegue en última hora reengancharse tirando del hilo de audios enviados.

Es importante tener en cuenta que todos los usuarios pueden crear grupos nuevos, y que el tema a debatir debe estar recogido en el título del mismo. Para los conocedores de Discord, este funcionamiento les será familiar, con la excepción de que aquí la puerta está abierta para todos.

¿Qué hace a ClubHouse tan atractiva?

Gracias a las limitaciones de acceso, y a la organización mediante grupos, Alpha Exploration ha logrado conservar lo que el resto de redes sociales perdieron hace ya muchos años: la autenticidad.

Todo el que participa en una conversación lo hace porque tiene algo que aportar, y no hay cabida para el canibalismo que hoy tan presente está en Twitter. Es el administrador el que ha de asegurarse de ello.

Y son estos, los reguladores, la verdadera clave de Clubhouse: gracias a su papel la plataforma está casi exenta de morralla y de usuarios tóxicos. Si el responsable escoge bien a los ponentes —aceptando según que peticiones— logrará mantener una elevada calidad discursiva.

Emilio Márquez, CEO de La Latina Valley Club, explica a Xataka que la app le ha permitido, no solo retomar el contacto con gente que seguía en otras redes pero con la que ya no hablaba, sino también “crear nuevos contactos profesionales, y localizar personas y marcas potenciales”.

Clubhouse es, así, el Edén del talento sepultado por los algoritmos de las redes sociales: es una plataforma nueva, en la que no hay economías de escala y donde el único mecanismo para crecer es el contenido de calidad.

Barra libre y famoseo

Exclusivo y prestigioso. En la actualidad Clubhouse tiene una comunidad pequeña en la que, sin embargo, te puedes encontrar con famosos como Jared Leto, Aston Kutcher, Drake, Oprah Winfrey o el mencionado Musk.

Eso sí para hablar con ellos tendrás que lograr ser aceptado en alguno de los grupos de los que participan. No necesitarás ninguna aprobación para participar en Back of the Bus, el único evento comunitario de la app, en el que los grupos dejan paso a una barra libre.

Cada día, a las 22:00 horas se abre un gran chat general en el que pueden intervenir los más de 3 millones de usuarios que componen la comunidad actual de Clubhouse.

Limitaciones y política de privacidad

Como ya hemos mencionado, el acceso a Clubhouse actualmente está limitado a aquellos usuarios con invitación. Sí es posible solicitar el ingreso y ser incluido en una lista de espera, pero los procesos son quiméricos.

Al margen de este filtro, una vez dentro la app presenta varias delimitaciones. Por ejemplo, en cada grupo solo puede haber como máximo un total de 5.000 usuarios. Y no, no está permitido hablar de cualquier cosa.

En los Términos y Condiciones del servicio se recogen unas normas claras en cuanto a temáticas que no han de ser violadas: nada de mensajes de odio, sexistas o abusivos. Curiosamente, a partir de las 22:00, además, está prohibido hablar de tecnología.

¿Qué sucede con los chats? Las conversaciones no se graban de ninguna forma, y los mensajes de audio enviados desaparecen al cerrar o eliminar el grupo. La excepción radica en la posibilidad de transmitir las conversaciones en directo a través de Youtube.

En cualquier caso, Clubhouse solo exige un número de teléfono para el registro, por lo que no podría en enviarte ningún tipo de comunicación vía e-mail independientemente de las circunstancias.

Es complicado predecir qué sucederá en el futuro con la app, pero por el momento el envío de audios ya se ha convertido en la afición de moda del alto standing americano, y claro, unos pocos privilegiados en todo el mundo.

Para aprender a manejar Clubhouse necesitarás una buena conexión a Internet. Por eso, en Llamaya te ofrecemos la mejor con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita la página web de tarifas móvil ¡cámbiate a la mejor compañía!

ios
LO + TOP
Artículos relacionados
Qué es mejor, ¿iOS o Android?
Tecnología

Qué es mejor, ¿iOS o Android?

3 min

La eterna pregunta: qué es mejor, ¿ios o android? en el post de hoy en nuestro blog queremos mostrarte los pros y los contras de los dos sistemas operativos para que sepas qué te conviene más, ¡y puedas sacarle el máximo partido a tu móvil!