Starlink: los satélites de Elon Musk que revolucionarán el juego online

531

Mientras el mundo camina hacia el 5G, el hombre que quiere terraformar Marte trabaja en un futuro de las telecomunicaciones completamente distinto. El sueño de Elon Musk es Starlink, y podría llegar antes de lo esperado.

El fundador de Tesla y SpaceX ha convertido a esta última en la responsable de una distópica red satelital dispuesta alrededor de la Tierra, que permitirá a la humanidad obtener Internet sea cual sea la localización.

Todavía son muchas las dudas que rodean al proyecto, pero mes tras mes se confirman nuevas informaciones, alentando a todos aquellos que ya sueñan con navegar a velocidades inimaginables.

Hoy en Llamaya repasamos una de las empresas más extravagantes de Musk, y reflexionamos sobre las posibilidades que brindaría a la comunidad gamer.

Starlink

También te puede interesar:”Consejos para mejorar la señal del Wi-Fi en casa

 

¿Qué es Starlink?

La misma compañía que ejecutó la primera misión espacial tripulada privada de la historia es la que está detrás del desarrollo de Starlink.

El proyecto comenzó a gestarse el pasado 2015 y siempre con un objetivo claro: poner en órbita la mayor cantidad de satélites posibles.

Este es el pilar principal sobre el que se sustenta la principal diferencia de la propuesta respecto a otros sistemas de telecomunicaciones similares, y del que depende que las promesas de Musk se cumplan o no.

Internet de banda ancha, baja latencia y un costo ínfimo. Sobre esos tres valores SpaceX trata de acabar con la mala cobertura de ciertas regiones del planeta.

Pero para ello necesita romper una barrera técnica muy compleja. Starlink no pretende competir ni con el 5G ni con las principales operadoras, sino complementarlas.

Los satélites tradicionales frente a los satélites de SpaceX

El GPS y la TDT funcionan gracias a unos satélites geoestacionarios. Es decir, aparatos que se mueven a la misma velocidad que la rotación de la Tierra. Lo que quiere decir que están siempre estáticos.

Esto es lo que permite la instalación fija de antenas en una posición concreta. El problema es que estos satélites orbitan a mucha distancia (unos 30.000 kilómetros).

Ello explica por qué ofrecen velocidades de conexión tan lentas y latencias marcadamente elevadas.

La inestabilidad sumada al resto de limitaciones fuerza a los operadores a ofrecer tarifas móviles contenidas, y a los gamers buscarse la vida para poder jugar online sin caídas de conexión o lag.

¿Cómo pretende solucionar esto SpaceX? Los satélites de Starlink se mueven a mayor velocidad que la Tierra, y se encuentran orbitando a tan solo unos 550 kilómetros. Con esto se acaban los problemas de conectividad y la lentitud.

Habrá cobertura hasta en el lugar más remoto del planeta, y bajo las mismas condiciones que alguien que viva en Estados Unidos o Europa, por ejemplo. Claro, que no todo son ventajas.

 

Lanzamientos

Para que el planteamiento funcione son necesarios miles de satélites. Al estar a poca distancia de la superficie, el área que cubre cada aparato es menor.

Por lo tanto, la cobertura dependería de que un testigo se solape con el siguiente.

Los lanzamientos dieron inicio el pasado 2018, y a fecha de junio de 2020 ya son 538 los satélites que están orbitando. El objetivo de Musk pasa por desplegar una red de, al menos, 12.000 satélites.

Este dispositivo solo serviría para hacer funcionar Starlink durante las primeras fases de instalación, pero previendo las necesidades del futuro, el CEO de SpaceX ya ha solicitado la aprobación de otros 30.000 aparatos.

A través de Satellitemap.space se puede consultar en directo el alcance de la cobertura, con un mapa de la Tierra que localiza cada satélite mediante los datos de space-track.org.

Starlink

 

Coste-beneficio para los usuarios

Será barato pero no gratuito. Acceder a la red de satélites de Starlink no supondrá pagar ninguna tarifa mensual, pues esta depende del servicio de cada operadora. Será la antena lo que acarreará un desembolso.

Aunque por el momento no se ha hecho público su precio, se espera que las infraestructuras para captar la señal no serán accesibles para todos.

Como los objetos en órbita de SpaceX están muy cerca de la Tierra, las antenas que quieran captar la cobertura necesitan ser motorizadas. Esto es, que puedan ir rotando a medida que rota el planeta.

El problema es que las mencionadas antenas no prometen ser nada baratas. Se rumorea que su precio podría oscilar los 80 euros al mes, durante un periodo todavía por definir.

El paso del tiempo, eso sí, debería ir permitiendo abaratar costes.

¿Y qué obtiene a cambio el particular? Se trata de un salto cualitativo en términos de conexión como no se había visto nunca antes.

Las incidencias de cobertura pasarían a mejor época, y la industria del streaming avanzaría en pocos meses lo que de normal llevaría décadas.

Para cuando el 5G esté finalmente instaurado, y tanto los móviles como los routers sean capaces de asumir las nuevas cargas de datos, la puntilla de Starlink nos acercaría hacia el futuro. Pero uno muy real.

Las velocidades podrían ascender hasta 1 Gbps, pese a existir todavía mucha incertidumbre. De cumplirse tan solo el 50% de dicha cifra, ya superaría a la actual fibra. ¿Implicaría una limitación de datos? No se sabe.

 

La contraindicación

No es bueno para situaciones de alta densidad”. Con esas palabras dejaba claro Musk que Starlink no funcionará especialmente bien en zonas con mucha población concentrada.

Esto se debe a que el ancho de banda disponible por celda no es lo suficientemente grande como para dar servicio a millones de personas al mismo tiempo. En zonas rurales si será un punto de inflexión importante.

 

 

El futuro del streaming pasa por los satélites, pero para acceder a él se necesitará contar con una buena conexión. Por eso, en Llamaya te ofrecemos la mejor con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita la página web de Llamaya ¡cámbiate a la mejor compañía!