Gboard: el teclado de Google que te convierte en políglota

335
Gboard Google teclado

Atrás han quedado los tiempos del diccionario, y en los últimos años, la tecnología también ha convertido en papel mojado el acceso a los traductores más conocidos de Internet. Gboard no ha inventado nada, pero sí lo ha perfeccionado hasta crear un estándar a seguir.

Con el software de Google, los usuarios pueden traducir textos sin salir de la conversación que estén manteniendo en ese momento en Whatsapp. Es decir, que permite ahorrar tiempo y molestias, para generar una dinámica natural en conversaciones con más de un idioma de por medio.

Aunque muchos usuarios conocen este producto sin ser conscientes, hoy en Llamaya queremos hacer una breve introducción y repaso a una app que ha cambiado la forma de comunicarse en determinados contextos.

Gboard Google teclado

También te puede interesar: «Screen Mirroring: cómo ver la pantalla del móvil en la televisión«

 

¿De dónde sale Gboard?

Tras años escuchando a los usuarios, Google decidió dar uno de los pasos más importantes en términos de Customer Service de las últimas décadas. El 12 de diciembre de 2016 daba una sorpresa al mundo lanzando Gboard, la formalización de lo que hasta entonces se conocía como “Teclado de Google”.

La idea de la compañía pasaba por reinventar el teclado del teléfono, añadiendo nuevas funciones integradas en la propia interfaz del keyboard. Primero llegó a Android, y poco después a iOS. En un principio solo servía para añadir personalización y buscador de gifs.

En la actualidad Gboard se ha descargado ya más de 1.000 millones de veces en todo el planeta, y posee un traductor capaz de albergar hasta 500 idiomas, entre los que se encuentran dialectos muy minoritarios y apenas conocidos.

Esto se traduce en un soporte de 40 sistemas de escritura, capaces de atraer la mirada de millones de personas sean del país que sean. Ahora bien, el punto de inflexión real del software se produjo con la llegada de la versión de 2017, y el traductor simultáneo.

Gboard se convertía en una suerte de Google Translate, con la particularidad que funcionaba de forma automática e instantánea sobre las conversaciones. Pero Google no se quedó ahí; la versión 6.4 añadió un modo incógnito, y las siguientes añadieron los famosos stickers.

 

¿Cómo funciona?

Para alcanzar el nivel de personalización necesario, Google se limitó a aplicar la misma lógica de desarrollo que en el resto de sus productos. Es el Machine Learning el responsable de que Gboard se haya perfeccionado automáticamente con el paso del tiempo.

Hace dos años la compañía publicó un extenso artículo en el que detallaba el funcionamiento del software, aunque se puede resumir de forma rápida y sencilla.

La construcción de teclados inteligentes y sistemas de reconocimiento de voz para nuevos idiomas requiere un corpus de texto grande y limpio para entrenar a los modelos de lenguaje de n-gramas”, relata el abstracto.

Con la basta información que hay en la red de los distintos idiomas, Gboard confecciona una base de datos que posteriormente utiliza para corregir los errores de las conversaciones, y guiar la escritura con predicciones.

¿Qué sucede cuando el idioma es minoritario? En estos casos la información disponible es muy limitada. “Necesitamos un corpus de texto (una base de datos de muchos textos dispoibles escritos en un idioma en particular”, sostiene la empresa.

La solución la ofrecen los recursos de código abierto (open-source) como Wikipedia, y el trabajo de hablantes nativos contratados expresamente para generar la base del corpus. De esta manera se logra un producto coherente y humano.

Tras este laborioso trabajo, se avanza hacia el desarrollo del diseño de la interfaz. Proceso en el que se estudia y reflexiona cuál ha de ser la disposición de los caracteres sobre el teclado.

Si no hay demasiada información, analizamos el corpus para decidir qué caracteres deben incluirse según la frecuencia con la que se usan”, añaden.

Cuando todo el trámite ha terminado, y el idioma ya es operativo, se invita a un grupo de hablantes nativos a probarlo, y a rellenar un cuestionario de satisfacción. El mecanismo de Google está increíblemente pulido.

 

Instalar Gboard y empezar a traducir en Whatsapp

Lo primero que hay que hacer es acceder tanto a la Google Play Store como a la App Store para descargar Gboard. En los dispositivos de Apple el software está disponible a partir del sistema operativo iOS 9. Una vez hecho esto, la instalación se produce de forma automática.

Desde ahí solo necesitas abrir Whatsapp, abrir el teclado, y pinchar sobre los tres puntos horizontales que aparecen en la franja de herramientas de la esquina superior de la interfaz. Entre las opciones que se desplegarán aparecerá la de “Traducir”.

Gboard, en este momento, te invita a seleccionar primero el idioma de origen, es decir, en el que vas a escribir, y después el idioma de salida, es decir, al que se va a traducir en el envío. Tras eso escribe en el apartado desplegado, y dale a enviar.

En algunas ocasiones el software identifica automáticamente el idioma, y no necesitas hacer nada de lo descrito para traducir. De cualquier manera, Google dispone de un extenso manual en el que se resuelven todas las posibles dudas.

Aún así, cabe mencionar una particularidad muy útil que diferencia Gboard del resto de teclados predictivos: la posibilidad de permitir palabras malsonantes. Accede a “Ajustes”, “Dictado por voz”, y posteriormente a “Ocultar palabras ofensivas”.

 

 

De nada te servirá traducir idiomas si no puedes comunicarte con tus contactos. Por eso, en Llamaya te ofrecemos la mejor con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita la página web de Llamaya ¡cámbiate a la mejor compañía!