De Google Chrome a Mozilla Firefox: comparativa de navegadores web en 2020

230
que navegador consume menos recursos

Desde hace más de dos décadas es uno de los debates más candentes de la red: ¿Cuál es el mejor navegador web de todos? Con el paso de los años la oferta no ha dejado de aumentar, complicando la respuesta.

Y es que, tal y como sucede en el mercado de smartphones o de hardware para PC, la opción más popular no tiene porqué ser la mejor en términos técnicos y objetivos.

Google Chrome, Mozilla Firefox, Microsoft Edge, Opera. Hoy en Llamaya tratamos de poner orden entre tanto ruido con una comparativa de las facetas más importantes de los navegadores web.

mejor navegador

También te puede interesar: ”5 trucos para reducir el consumo de datos en Android

 

Presentando a los contendientes

Aunque la lista es muy extensa, para facilitar la extracción de conclusiones solo tenemos en cuenta los navegadores más utilizados de la red.

Incluimos al reciente Microsoft Edge por cubrir el extenso y fiel nicho de la extinta Internet Explorer y por su buena aceptación en pocos meses de recorrido.

Por otro lado, consideramos las especificaciones y el rendimiento de Safari, pese a ser un navegador que está únicamente disponible en dispositivos Apple. Lo hacemos porque este software puede llegar a ser determinante la compra de tecnología.

La selección la completa Mozilla Firefox, un navegador ya muy maduro, que, a punto de cumplir la veintena sigue ocupando un importante espacio de mercado.

Dejamos fuera el noruego Opera por su escasa penetración y su nula publicidad, pese a que ofrece unas prestaciones correctas para los estándares del sector.

 

Consideraciones a la hora de elegir navegador

En la comparativa solo se tienen en cuenta últimas versiones de cada navegador, entendiendo que son las más descargadas y las que ofrecen las mejores prestaciones en 2020.

Además, tampoco consideramos las particularidades en el ecosistema smartphone, pese a que todos los navegadores también están disponibles en teléfonos móviles, con más o menos acierto.

Asumiendo esto, a la hora de buscar un software para navegar por la red hay que conocer las prioridades que valoran los ingenieros en el desarrollo de los productos.

Por eso nos quedamos con solo unas pocas variables, y de igual manera no damos cifras concretas generalizadas (varían en función al equipo y otras condiciones).

La duración de la batería se extrae de un estudio de WSJ que toma como referencia un Dell XPS 13 con Windows 10 y un MacBook Pro 13 pulgadas, corriendo un vídeo de Youtube a 1080p de resolución y el 75% de brillo de pantalla. Lo mismo para lo referente a la RAM.

MOZILLA FIREFOX GOOGLE CHROME MICROSOFT EDGE SAFARI
MOTOR DE RENDERIZADO Gecko. WebKit. EdgeHTML. WebKit.
COMPATIBILIDAD Windows, macOS, Linux, Android, iOS, Windows Phone. Windows, macOS, Linux, Android, iOS. Windows, macOS, Android, iOS. Mac y iOS. Windows fue compatible hasta la versión 5.1.7, pero ya no lo es.
CONSUMO RAM Contenido y mejorado con Quantum. Abusivo. 230 MB de media por pestaña. Elevado pero muy mejorado gracias a la posibilidad de “dormir” pestañas. Considerable pero ventajoso en Mac (entre un 5 y un 10% menor).
BATERÍA 9 horas y 56 minutos en Windows, 7 horas y 50 minutos en Mac. 9 horas y 4 minutos en Windows, 7 horas y 25 minutos en Mac. 10 horas y 50 minutos en Windows, 8 horas y 5 minutos en Mac. 9 horas y 10 minutos en Mac.

Mozilla Firefox

Con su última versión, Firefox 82, los desarrolladores prometen un 10% más de velocidad al abrir ventanas en Windows y un 17% más de rapidez en la restauración de sesiones.

  • Motor de renderizado: Gecko
  • Compatibilidad: Windows, macOS, Linux, Android, iOS, Windows Phone.
  • Uso de memoria RAM: contenida y mejorada con Quantum.
  • Duración de batería (en portátil): 9 horas y 56 minutos en Windows, 7 horas y 50 minutos en Mac.

Firefox cuenta con sincronización en la nube, gestor de descargas, extensiones personalizadas, pestañas verticales, modo pantalla completa y navegación privada.

Como plus de seguridad y privacidad bloquea las cookies de rastreo de terceros, los scripts de criptominería y los rastreadores sociales de forma predeterminada.

Ahora bien, si hubiera que destacar valores únicos, Firefox destaca por su historial de protección, su administrador de contraseñas Lockwise, y su extensísimo catálogo de extensiones. También por su modo de reproducción PiP, que habilita ventanas flotantes para vídeos.

¿Qué tiene en contra? Algunas páginas no funcionan tan bien como en Chrome porque los programadores le dan prioridad a esta última, solos se puede tener una cuenta asociada, y sus actualizaciones tardan en llegar.

 

Google Chrome

El navegador más utilizado del mundo estrenó el pasado agosto su versión “Chrome 85”, con la que se logra una mejora general del consumo de recursos y una mayor compatibilidad entre soportes y arquitecturas.

  • Motor de renderizado: WebKit
  • Compatibilidad: Windows, macOS, Linux, Android, iOS.
  • Uso de memoria RAM: abusivo. Es el punto flaco del navegador, en el cual, de acuerdo con un estudio, deja el consumo medio por pestaña en 233 MB.
  • Duración de batería (en portátil): 9 horas y 4 minutos en Windows, 7 horas y 25 minutos en Mac.

A pesar de su pobre optimización Chrome sigue siendo uno de los navegadores con mayor aceptación gracias, entre otras cosas, a su integración con todos los servicios de Google.

Su barra de direcciones es la mejor del mercado y su ritmo de actualizaciones es uno de los más veloces que se encuentran actualmente (cada 6 semanas). Además, es el software que más atención acapara, y por tanto cuenta con más recursos y capacidad de adaptación a las páginas.

Con su última actualización, Google promete limitar el consumo de las pestañas en segundo plano a un máximo del 1% de CPU, y solo permitirá que se activen una vez cada minuto (a partir del minuto 5).

Así mismo, gracias a la optimización guiada por perfiles (PGO), las páginas ahora se cargan un 10% más rápido tanto en Mac como en Windows. Otras novedades son:

  • Posibilidad de ordenar pestañas por carpetas y subcarpetas.
  • Apertura y edición directa de archivos PDF.
  • Generación de códigos QR para compartir URLs en Android.

En la parcela de seguridad sigue presente su tecnología para cercar sitios, el sandboxing y el phishing predictivo, entre otras cosas.

Como contras Chrome presenta menores opciones de privacidad, un gestor de contraseñas muy básico y un conservadurismo general en su desarrollo. Todo ello aunado a que parte de su código es privado.

 

Microsoft Edge

El esperado sustituto del emblemático Internet Explorer no ha defraudado, pese a ver manchadas sus promesas tras la adopción de la tecnología de Chromium. Eso sí, tal paso le permitió dar un salto cualitativo importante en la velocidad de carga (de las mejores).

  • Motor de renderizado: EdgeHTML.
  • Compatibilidad: Windows, macOS, Android, iOS.
  • Uso de memoria RAM: elevada pero muy mejorada gracias a la posibilidad de “dormir” pestañas.
  • Duración de batería (en portátil): 10 horas y 50 minutos en Windows, 8 horas y 5 minutos en Mac.

Con su última versión, Edge 83, el navegador incluye una buena cantidad de novedades muy demandadas y ausentes hasta el momento debido a su corta vida de desarrollo:

  • Sincronización de extensiones entre dispositivos (incluidas las de Chrome): por el momento quedan al margen las ventanas abiertas y el historial.
  • Funciones extra para “colecciones”: arrastrar a una colección sin abrirla y añadir varios elementos a la vez.
  • SmartScreen reforzada: mejora contra webs que redirigen sin permiso y bloqueo de reproducción de contenido en sitios maliciosos.
  • Mejor cribado: al cerrar el navegador ahora se podrá elegir conservar algunas cookies del borrado automático.
  • Nuevo lector envolvente: mayor facilidad para buscar adverbios y posibilidad de seleccionar un fragmento de texto para abrirlo en esta aplicación.
  • Cambio automático de perfil: el navegador intercalará los perfiles en función de si son necesarios para un sitio en concreto o no.
  • Nueva política de actualizaciones: gradual y heterogénea a fin de evitar bugs.

La última versión de Edge supone un gran paso hacia adelante y simboliza el interés de Microsoft por seguir defendiendo la reputación ya caducada de Internet Explorer.

En términos absolutos, el navegador consume de media un 5% menos de RAM que la competencia y ofrece la configuración de privacidad más accesible del mercado.

Esta viene dividida en tres niveles —Básica, Equilibrada y Estricta— según el nivel de regulación que se quiera para los rastreadores y la impresión de anuncios.

Edge viene instalado de serie en los equipos con Windows, presenta un buen rendimiento en Javascript y su motor es libre. ¿Su principal pega? Es joven y tiene poca cobertura de mercado.

 

Safari

Eliminar a la competencia tiene sus ventajas y sus contras. Apple disfruta de un monopolio absoluto en todos sus dispositivos y se deshace de comparativas dañinas, pero al mismo tiempo reduce su alcance.

Las extensiones, funciones y compatibilidades son propias del ecosistema de la compañía, y eso fuerza a los desarrolladores terceros a adaptarse o renunciar. Ahora bien, al mismo tiempo, Apple puede concentrarse en pocos focos y alcanzar optimizaciones inigualables.

  • Motor de renderizado: WebKit
  • Compatibilidad: Mac (Catalina y Mojave) y iOS. Windows fue compatible hasta la versión 5.1.7, pero ya no lo es.
  • Uso de memoria: considerable pero ventajoso en Mac (entre un 5 y un 10% menor).
  • Duración de batería (en portátil): 9 horas y 10 minutos en Mac.

La última versión del navegador es Safari 14.0, y con ella llegan novedades que vienen a reforzar frentes ya muy sólidos del producto de la compañía:

  • Mayor cantidad de pestañas en la barra para tal, y muestra de faviconos predeterminada.
  • Página de inicio personalizable y posibilidad de escoger tanto imagen de fondo como de añadir nuevas secciones.
  • Generación de Informes de Privacidad con resultados de la Prevención de Rastreo Inteligente: semanales y disponibles en todos los dispositivos.
  • Eliminación de soporte para Adobe Flash en pos de una mayor seguridad.

Huelga decir que Safari está totalmente sincronizado con la tecnología de Apple. O lo que es lo mismo, permite una integración perfecta con Apple Pay, Touch ID, AirPlay e iCloud, entre otras muchas.

El punto fuerte del navegador no es otro que la seguridad: almacenamiento ultraseguro de contraseñas, navegación privada con el motor de búsqueda DuckDuckGo, antirrastreo inteligente, sandboxing frente a webs maliciosas.

Safari cuenta con el aclamado control frente al rastreo mediante “fingerprint” o huella digital. Con él es posible navegar siendo prácticamente invisible a los sistemas de monitorización de terceros.

El software de Apple es la mejor opción para usuarios de dispositivos de su ecosistema por razones obvias. Eso sí, es recomendable contar con un navegador secundario para acceder a esas páginas incompatibles, o para resolver nudos con determinados gadgets.

La compañía ya está trabajando en facilitar la migración de extensiones de Chrome a Safari a los desarrolladores que se adentren en el inminente MacOS Big Sur.

 

¿Qué navegador prefieren los usuarios?

Al margen de especificaciones técnicas y de facilidades de uso, los internautas terminan escogiendo el navegador web en base a factores subjetivos; gustos, costumbres, recomendaciones.

Esto mismo es lo que reflejan las estadísticas más recientes —octubre de 2020— de W3Counter; datos en los que Chrome aparece como la opción más popular, a gran distancia de sus competidoras directas.

Navegador web

¿Por qué siempre gana la alternativa de Google? «Considero la presencia en Chrome como un viaje, no un destino«, apunta Max Christoff, ingeniero director del navegador. «Es una inversión continua en mejoras de velocidad, rendimiento y vida de la batería

Desde Wall Street Journal recogen las mejoras más inminentes y prometidas que llegarán a través de actualizaciones para el popular software, y que tendrán “un impacto importante en la batería y el rendimiento”:

  • Limitación del consumo disponible para los anuncios más pesados.
  • Optimización para que las partes más importantes funcionen “incluso más rápido”.
  • Aceleración de pestañas: “priorizará mejor las pestañas activas y limitará la fuga de recursos de aquellas que están en segundo plano”.

Todas las compañías —y no solo Google— trabajan sin descanso para ir mejorando sus navegadores mes a mes, y eso provoca que las tendencias cambien con el paso de los años.

Puedes tener en cuenta el consumo de RAM o la velocidad de carga, pero en último término la elección siempre dependerá de lo bien que se ajuste la interfaz y las funciones disponibles a tu uso diario de la red.

Si aún así tienes dudas, puedes acudir a programas especializados de benchmarkSunSpider, Octane, Kraken, JetStream WebXPRT—, que, con las especificaciones de tu equipo son capaces de clasificar por puntuaciones a los navegadores.

 

Para elegir siempre la mejor opción necesitarás una buena conexión. Por eso, en Llamaya te ofrecemos la mejor con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita la página web de Llamaya ¡cámbiate a la mejor compañía!