5 trucos para reducir el consumo de datos en Android

194
Ahorro datos en Android

Ni el consumo responsable ni las tarifas cargadas de gigas aseguran llegar a fin de mes con una contabilidad sana de datos. En este caso, conocer determinados trucos sí hace la diferencia en Android.

No se trata de rebuscar entre el código del SO, ni de seguir manuales imposibles. Solo es necesario conocer las consecuencias de cada descarga, y cómo influye nuestra actividad diaria en el flujo de información que llega al terminal desde la red.

Hoy en Llamaya repasamos algunos de los consejos más recurrentes que se hacen a la hora de ahorrar en el consumo de datos en Android.

Ahorro datos en Android

También te puede interesar:”Conoce los mejores trucos Android para tu smartphone

 

Establece un límite

Suena evidente, pero no todos los usuarios que quieren ahorrar en datos reparan en esta posibilidad. Y es que, todos los teléfonos Android cuentan con un ajuste que permite establecer un límite de datos.

Basta con ir a los ajustes, buscar el apartado de Internet o Conectividad (en función del modelo y la marca), y después buscar la configuración de Uso o Consumo de Datos. Ahí aparecerán diferentes gráficas con el consumo diario y mensual hasta la fecha.

Pues bien, entre este despliegue de información suele encontrarse una opción para establecer el mencionado límite de datos; una vez lo alcances, el teléfono inhabilitará los datos, impidiendo que sigas consumiendo sin darte cuenta.

Lo recomendable en este sentido es consultar la tarifa contratada para conocer cuales son los datos disponibles por defecto, y si existen sobrecargos posibles una vez superado lo acordado. El límite se puede configurar jugando con esta cantidad.

Aunque existen apps específicas que permiten controlar el consumo, con las opciones que ofrece el teléfono por defecto es más que suficiente. De hecho, con estas es posible hasta manejar variables temporales (por día, mes, momento del día, etc).

 

Modo ahorro de datos

Puede parecer no importante cuando se manejan pequeñas cifras desde la configuración de cada aplicación, pero a final de mes la suma puede terminar desajustando las pretensiones aclaradas a principios de mes.

El modo «Ahorro de datos”, al igual que el Modo «Ahorro de batería”, se ha hecho increíblemente popular en los últimos años para los usuarios de Android por su sencillez, y especialmente por los resultados que ofrece en un corto periodo de tiempo.

¿Cómo funciona? Al activarlo desde “Ajustes”, “Uso de datos/Ahorro de datos”, el software activa una serie de parámetros que influyen al rendimiento del propio terminal, y a los requisitos de los navegadores.

Así, por ejemplo, evita que las aplicaciones que están en segundo plano consuman datos mientras no se están utilizando, o alarga el tiempo entre peticiones a Internet. Todo ello no deriva en ninguna contraprestación para el usuario.

Quizás tarden un poco más en llegar las notificaciones de redes sociales y de las apps de mensajería, pero es un precio a pagar muy asumible si atendemos a todos los beneficios que reporta a final de mes.

 

Modo avión

Es una alternativa radical pero muy efectiva para gestionar el consumo de datos en Android cuando no se está utilizando el teléfono, y se quiere evitar la fuga involuntaria que suelen causar multitud de aplicaciones.

El modo avión desactiva no solo los datos, sino también el resto de conexiones; el bluetooth y el Wi-Fi. Por ello es importante que solo se utilice cuando el móvil esté en reposo o guardado en el bolsillo.

Al desactivarlo, todas las notificaciones recibidas durante el tiempo que pasó el modo activado llegarán de golpe, por lo que no perderás ningún mensaje ni información. Eso sí, ten en cuenta que, si se produce alguna emergencia, no estarás al tanto de ella.

Lo interesante del modo avión es la facilidad con la que se puede activar. De hecho, no es necesario ni entrar en los Ajustes para hacerlo. Resulta tan simple como acceder a las opciones que se despliegan junto a la barra de notificaciones, para activarlo con un solo toque.

 

Desactiva la descarga automática

En línea con la necesidad de controlar los permisos y requisitos de las aplicaciones, es recomendable llevar al día el software instalado en el teléfono. Quizás haya más de una app que ya no se esté utilizando, y que consume datos de forma automática.

Ahora bien, el principal foco de problemas suelen ser las aplicaciones de mensajería. En Whatsapp, por ejemplo, cada vez que te envían un archivo multimedia, este se descarga automáticamente si no se ajusta la configuración.

Hay que acceder a “Datos y almacenamiento”, y en “Conectados a datos móviles” desactivar todas las casillas que aparecen marcadas. Los vídeos y las fotos ya no se descargarán si tu no pulsas sobre ellos.

También es posible, desde los propios ajustes del teléfono, restringir las descargas a únicamente los momentos en los que estés conectado a una red Wi-Fi. Descargar apps con los datos es muy poco recomendable por el peso de las mismas aplicaciones, y esto puede evitarlo.

¿Usas Telegram y Facebook Messenger? En estos casos los pasos a seguir son idénticos a los de Whatsapp. Hacerlo reducirá notablemente el consumo de datos, y hará de una tarifa “justa”, un paquete más que suficiente para llevar el día a día sin mayores complicaciones.

 

Sobrevivir a fin de mes no solo depende de tu gestión de los datos. Por eso, en Llamaya te ofrecemos el mejor Internet con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita la página web de Llamaya ¡cámbiate a la mejor compañía!