Qué es y cómo hacer Bizum con el móvil

316
Bizum

Llegó al mercado en 2016 y desde entonces no ha dejado de crecer. En apenas cuatro años Bizum se ha perpetuado entre los usuarios hasta el punto de convertirse en un verbo indistinguible de la marca a la que identifica.

A fecha de junio de 2019 el acertado proyecto promovido por las entidades financieras más importantes del país ya presumía de 3,5 millones de usuarios activos, y registraba un total de 30 millones de operaciones, valoradas en 1.500 millones de euros.

Sin embargo, a día de hoy todavía existen multitud de dudas entre los usuarios acerca de la seguridad del proceso, los bancos que lo aceptan, y las condiciones concretas del servicio. Por todo ello, hoy en Llamaya tratamos aclarar todo lo que rodea a Bizum.

Bizum

También te puede interesar:”Qué es el NFC y para qué sirve en smartphones

 

De dónde ha salido y qué es

Ante el crecimiento imparable de las Fintech, y la ausencia de una oferta consolidada de este sector en España, 27 entidades decidieron dar un paso y fundar Sociedad de Procedimientos de Pago SL.

Esta figura jurídica sería la que serviría para oficializar el verdadero interés de bancos como CaixaBank, BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell, Bankia, Banco Popular, Kutxabank o Unicaja.

Así nacía Bizum, un sistema de envío de dinero que pretendía rivalizar con la exitosa y archiconocida Paypal. El experimento resultó salir mejor que en el primer intento del sector en el mismo propósito.

Y es que solo tres años antes Movistar, CaixaBank y Banco Santander trataron de lanzar un servicio similar con Yaap, pero terminaron fracasando y amasando una importante pérdida tras la inversión.

Bizum, sin embargo, traspiraba cooperación entre competencia y claridad para con el cliente. Tras superar las reticencias de la CNMC a ceder el 95% de la cuota de mercado a este conglomerado, comenzó el despegue estelar del invento.

 

¿Cómo funciona?

Quien quiere enviar el dinero selecciona a un contacto de su agenda en el móvil, escoge la cantidad a traspasar, acepta el verificado del puente de pago, y espera a que el receptor reciba un SMS de confirmación.

El importe sale de una cuenta bancaria y llega a otra de forma inmediata, sin comisiones, necesidad de IBAN, ni presencia de letra pequeña. Lo hace además con la seguridad que ya profesan las entidades bancarias en sus propios servicios digitales.

En un principio Bizum apostó por un código de confirmación para realizar las operaciones, pero en poco tiempo los bancos integraron lo integraron en sus aplicaciones, convirtiéndolo en un servicio más.

Ahora los clientes de las entidades hablan de Bizum con total naturalidad, demostrando que el proyecto es todo un éxito empresarial.

 

Dos factores a tener en cuenta

A la hora de hacer “un bizum” es importante considerar dos cuestiones fundamentales. La primera es que el servicio no es intrínseco a todos y cada uno de los bancos. En la actualidad son 26 las entidades las que lo ofertan.

El segundo punto importante a conocer es el margen de cuantía. Es decir, cuál es el mínimo y el máximo que se permite enviar en cada operación. Y lo cierto es que no existe una política universal; hay que acudir a cada banco para conocer la información.

La media nos dice que lo habitual fija el mínimo en los 50 céntimos, y el máximo en los 150 euros. No obstante, existen entidades que han ampliado el límite hasta incluso los 500 euros.

  • CaixaBank: hasta 500 euros por operación, con un límite de 40 operaciones por NIF al día.
  • BBVA: hasta 500 euros por operación, con un límite de 1.200 euros al día y 5.000 euros al mes.
  • Banco Santander: hasta 1.000 euros por operación, con un límite de 2.000 euros recibidos al día.
  • Bankia: hasta 1.000 euros por operación, con un límite de 2.000 euros emitidos y recibidos al día. Máximo de 150 operaciones al mes.

Los umbrales son similares entre todas las entidades porque, a mayor o menor medida, todas cuentan con participaciones en la sociedad detrás de Bizum. Consulta el resto en sus respectivas webs.

A finales de julio de 2020 se unió a todas ellas ING, la última gran entidad bancaria nacional que no formaba parte de Bizum.

Seguridad del proceso

El desconocimiento y la aversión a lo digital puede llevar a muchos a renegar de Bizum. Pero lo cierto es que el proceso establecido por las entidades está repleto de garantías.

El simple hecho de estar integrado en las aplicaciones de los bancos ya debería servir como principal aval ante posibles miedos. E igualmente, el trámite está protegido por un PIN de validación que solo funciona a través de SMS.

El mencionado código ya ha sido integrado por los bancos, pero lo habitual es que estos te pidan que descargues una segunda app propia de cifrado que suele encontrarse con facilidad en Google Play Store y en la App Store.

 

ONG y compras online

Además de facilitar las transferencias entre particulares, Bizum también permite realizar donaciones a ONGs. Basta con seleccionar una de las organizaciones/asociaciones colaboradoras y copiar el código recogido en la web del servicio.

Desde tu app bancaria en la que tengas Bizum activo, selecciona la opción de enviar dinero, escoge la ONG o introduce manualmente el identificador de la ONG cuya campaña se encuentre activa y el importe que quieres donar”.

Si posteriormente quieres identificarte para hacer saber que la donación es de tu parte, puedes enviar los datos personales a la organización en cuestión a través de sus formularios de contacto.

 

Compras online

Aunque pocos lo saben, Bizum puede servir como método de pago en algunas situaciones. No en comercios físicos, pero sí cuando estás comprando por Internet.

Solo tienes que indicar tu número de teléfono cuando te lo solicite el proceso de pago, y validar la operación a través de la app de tu banco. En pocos segundos se habrá realizado la transferencia desde tu cuenta personal.

¿Y qué pasa con las compras tradicionales? Los responsables del servicio ya están trabajando para que pronto se pueda emplear Bizum en una tienda de ropa, el supermercado, o cualquier otro establecimiento.

 

El “bizum” de Facebook

Hace unas pocas semanas la compañía de Mark Zuckerberg dio la sorpresa anunciando una de las funcionalidades más arriesgadas e importantes de Whatsapp en los últimos años: la posibilidad de enviar dinero desde el mismo chat.

Este servicio, que estuvo durante semanas de prueba en India, llegó a todos los usuarios de Brasil de forma oficial el pasado junio. ¿Cómo funcionaba?

Enviar dinero será tan sencillo como enviar una imagen o un GIF. Y es que, entre las opciones habituales que se despliegan en el chat, aparecerá la de transferir a familiares o amigos.

Por el momento solo ha funcionado dentro de Brasil y con la moneda local. El límite por operación estaba fijado en los 1.000 reales (unos 200 dólares), hasta 20 transacciones al día, con un máximo enviado de 5.000 reales (unos 1.000 dólares).

Hacer que enviar y recibir dinero sea más fácil no podría ser más importante que en un momento como este”, explicaba el director de operaciones Matt Idema. Este nuevo “bizum” estará libre de toda comisión, y también se orientará hacia las pymes.

Las pequeñas empresas son la columna vertebral de [Brasil]. Realizar ventas fácilmente en WhatsApp ayudará a los dueños a adaptarse a la economía digital, impulsar el crecimiento y la recuperación financiera”, añadía.

Así, las empresas que usen WhatsApp Business por fin podrán empezar a cobrar a sus clientes a través de la aplicación, a cambio de una comisión.

Se trata de un servicio prometido hace ya muchos meses, que todavía habrá que seguir de cerca para conocer su futuro. Y es que, el banco central de Brasil tumbó el servicio en el país por falta de estudio y aprobación.

La idea pasa por “preservar un entorno competitivo adecuado” en el espacio de pagos móviles, así como “garantizar el funcionamiento de un sistema de pago que sea intercambiable, rápido, seguro, transparente, abierto y barato”.

 

Seguridad

Al no formar parte de ninguna entidad bancaria, la multinacional ha tenido que idear otro sistema para garantizar la seguridad y privacidad de las transacciones.

Pasa por introducir tu PIN de Facebook Pay una vez introduces la cuantía de la operación. Si el usuario no posee cuenta en esta app, puede cerrar la transferencia con sus datos biométricos (huella o cara).

 

Sin una buena conexión no podrás hacer Bizum correctamente. Por eso, en Llamaya te ofrecemos la mejor con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita la página web de Llamaya ¡cámbiate a la mejor compañía!