Twitter estrena Birdwatch para combatir las fake news

04 Marzo 2021 16:42 6 min

En busca de calmar los múltiples fuegos que han ido surgiendo en el servicio durante los últimos años, Twitter se ha lanzado decididamente a acabar con uno de los focos de ruido y disputas más polémicos: las fake news.

La oferta de la compañía de Jack Dorsey es Birdwatch, un complemento a la red social en la que los usuarios podrían hacer de moderadores independientes en materia de credibilidad y dispersión del odio.

¿Cómo funciona? ¿Cuándo estará lista? ¿Bastará para acabar con los bulos y las noticias falsas? Este es solo el último esfuerzo de muchas otras tentativas que han llevado a Twitter a mancharse de disputas políticas sin todavía demasiados resultados.

Hoy en Llamaya exploramos la nueva herramienta, hacemos un repaso a la dirección que ha tomado la plataforma, y detallamos cómo puedes convertirte en uno de los pioneros de Birdwatch.

fake twitter

También te puede interesar: "Aprende a descargar un vídeo de Twitter"

Twitter en busca de la utopía

En 2020 la red social acabó tomando partido en la escalada de ruido generada por el expresidente de Estados Unidos y sus seguidores. Fue entonces cuando comenzaron a aparecer novedades relativas a la credibilidad del contenido.

Primero fueron mensajes adheridos a cada tuit sospechoso de contener fake news, y después alertas de autoridad en perfiles institucionales. En octubre Twitter estrenaba la función que pondría coto a la expansión de los bulos.

Se trataba de una alerta que saltaba tras hacer RT, y que recomendaba leer la noticia o publicación en cuestión antes de completar la difusión. “¿Quieres el artículo primero?”; la frase fue temporal, porque Twitter acabó reculando.

Desde entonces, los desarrolladores han continuado trabajando en busca de una fórmula que acabara con la polarización de la red social, y por tanto, las reticencias de los inversores a respaldar a la compañía.

Y así, el pasado 25 de enero, el equipo de Dorsey salía la frente para presentar Birdwatch, la herramienta que lucharía contra las fake news con la colaboración de los propios usuarios.

¿Qué es Birdwatch?

En un movimiento sorpresa para los accionistas, Twitter estrenaba a comienzos de año un proyecto piloto para abordar la información engañosa de la plataforma: la mencionada Birdwatch.

Aplicamos etiquetas y añadimos contexto a los Tweets, pero no queremos limitar los esfuerzos a las circunstancias en las que algo rompe nuestras reglas o recibe una amplia atención pública”, recoge el comunicado oficial.

También queremos ampliar el abanico de voces que forman parte de la lucha contra este problema, y creemos que un enfoque impulsado por la comunidad puede ayudar”. Ese punto diferencial respecto a otras iniciativas pasadas es el que arroja algo de esperanza para la herramienta.

Ahora bien, por el momento Birdwatch es experimental y solo está disponible en Estados Unidos para un número muy limitado de usuarios. Si funciona, en los próximos meses llegaría tanto a España como al resto del mundo. Por eso merece la pena explorar su funcionamiento.

Birdwatch en funcionamiento

En su versión definitiva, la nueva función permitirá la inclusión de notas informativas junto a aquellos tuits que los usuarios revisores consideren engañosos o malintencionados. La clave del sistema es la contextualización.

Esto es, que personas con intereses reales por la neutralización del odio y las mentiras en Twitter, valoren tuit por tuit para garantizar la objetividad sin posibles sesgos empresariales de la misma compañía.

¿Quiénes formarán parte del equipo revisor? La nota hace referencia a “un conjunto amplio y diverso de colaboradores”. Se desconoce cómo se organizará, pero en todo caso tendrá un carácter voluntario y estará abierto a toda la comunidad.

Actualmente la fase beta de Birdwatch está funcionando de forma paralela. “Las notas [de los revisores] solo son visibles en un sitio web independiente”. Aquí los voluntarios están calificando la utilidad de las correcciones de otros participantes.

La idea de la compañía es que, mientras los programadores terminan de ajustar las animaciones de la herramienta en el feed principal, los usuarios refinen la calidad y el enfoque de las notas y comentarios.

Buscando la transparencia

Una de las mayores preocupaciones del equipo es la imparcialidad y transparencia del sistema. Por ello han llevado a cabo entrevistas con más de 100 usuarios activos en temas políticos, para pedir consejos y recomendaciones.

Valoraron que las notas fueran de la voz de la comunidad (en lugar de la de Twitter o de una autoridad central) y apreciaron que las notas proporcionaran un contexto útil que les ayudara a entender y evaluar mejor un tuit (en lugar de centrarse en etiquetar el contenido como ‘verdadero’ o ‘falso’).

Como medidas cautelares, Twitter además está trabajando en dos direcciones:

  • Alojando todos los datos de Birdwatch en archivos TSV que serán visibles desde una base pública y gratuita.
  • Elaborando la Guía Birdwatch: un código de conducta corregido con los sistemas de reputación y consenso del futuro algoritmo de la herramienta.

Así será el aspecto final de Birdwatch en Twitter

Cuando pase a pleno rendimiento, los tuits con notas añadidas por los revisores aparecerán —en orden inverso— alojadas en dos pestañas situadas en la parte superior del propio tuit: “Rated helpfull” (calificadas como útiles) y “New” (nuevas).

En el primer apartado se mostrarán las notas que mejor media hayan obtenido de las calificaciones de los revisores (en un ranking numérico del 0 al 5 que tomará como referencia el algoritmo para el orden de esa feed).

cómo combatir las noticias falsas

En el segundo se registrarán listadas todas y cada una de las notas publicadas respecto a ese tuit. Así, cualquier usuario podrá ver, no solo la advertencia general, sino también el resto de contribuciones.

Para diferenciar la calidad contributiva de cada comentario, los usuarios podrán analizar caso por caso si el resto de revisores lo han calificado como “Helpfull” o como “Misinformed or potentially misleading”.

De esta forma, a diferencia de lo que sucedía con el aviso de los RTs, el funcionamiento habitual de Twitter no se verá interrumpido de ninguna manera por Birdwatch: quien quiera leerá y quien no seguirá consumiendo contenido como siempre.

birdwatch

Apuntarse al programa piloto de Birdwatch

El proyecto está disponible para cualquier usuario interesado. La web de inscripción está tanto en Internet como publicada en el perfil oficial que ya tiene Birdwatch en Twitter.

Eso sí, la compañía exige cumplimentar una serie de requisitos para ser aceptado. Además de tener cierto conocimiento cultural-político, es necesario:

  • Un número de teléfono y una dirección de email asociada a la cuenta.
  • Activar la verificación en dos pasos.
  • No haber violado recientemente las reglas de Twitter.
  • Y lo más importante de todo: residir en Estados Unidos.

En el futuro, si la herramienta convence a los accionistas de la compañía, llegará a otros países, y probablemente en ese momento se abrirá la veda a voluntarios no residentes del país anglosajón. Por el momento solo queda esperar.

Para conocer las últimas novedades de redes sociales necesitarás una buena conexión. Por eso, en Llamaya te ofrecemos la mejor con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita la página web de Llamaya ¡cámbiate a la mejor compañía!

LO + TOP
Artículos relacionados