Lo que más gasta batería de un móvil. ¡Evítalo!

13 Octubre 2021 14:00 4 min

El objetivo de los fabricantes y usuarios es lograr el mayor rendimiento posible de la batería. Hoy ya es posible estar más alejados del cargador y durante más tiempo. Esto se debe a que las baterías han aumentado de capacidad, al mismo tiempo que la tecnología de carga se ha vuelto cada vez más rápida. Como resultado, las horas dedicadas a enchufar el cargador están llegando a su fin. Sin embargo, hay ciertos elementos en nuestro móvil que siempre serán los que más batería consuman hagamos lo que hagamos.

Antes de convertirse en "teléfonos inteligentes", los móviles podían encenderse y funcionar a plena capacidad durante varios días. Hoy en día, un smartphone puede durar hasta dos días encendido con un uso moderado. Además de los modos de ahorro de energía, los buenos hábitos también alargan el tiempo de uso. Sin embargo, todo depende de una combinación perfecta de hardware y software, que podemos controlar solo en cierta medida. Hay algunos elementos que consumen más energía que otros, y es conveniente saberlo para mejorar el rendimiento de la batería, evitando usos innecesarios.

movil y powerbank

También te puede interesar: Las mejores apps para ahorrar datos en el móvil

La pantalla se lleva la palma

No importa lo que hagas, porque la pantalla es el elemento de hardware que más energía consume y, en consecuencia, la pantalla que más miliamperios se llevará de nuestros dispositivos móviles. La explicación es muy sencilla, hagamos lo que hagamos, siempre necesitaremos la pantalla. Sin embargo, existen algunas excepciones, como escuchar música con la pantalla apagada, sin embargo, su consumo no llegará al nivel de la pantalla.

Lo mejor que podemos hacer en este caso es usar el brillo en modo manual y con el brillo más bajo siempre que sea posible. También podemos hacer uso de funciones como Always On Display y juegue con los modos de guardado. También da buen resultado bajar la resolución al contenido de plataformas como Youtube.

La red móvil consume mucha batería

Estar conectado las 24 horas del día tiene una consecuencia clara: las redes móviles y sus diversas antenas trabajan arduamente para garantizar las conexiones Wi-Fi, datos, cobertura ... Esto significa que junto a la pantalla, estamos ante uno de los elementos de hardware que más energía necesita. La gran diferencia con la pantalla es que las redes siguen consumiendo energía incluso cuando está apagada.

El mejor consejo en este caso es apagar todas las redes, conexiones y funciones inalámbricas cuando no se necesiten. No estamos refiriendo a redes como el NFC, Wi-Fi, Bluetooth… Si hemos descargado contenido multimedia de plataformas de vídeo, podremos poner el Modo Avión y disfrutarlo sin interrupciones y consumiendo la mínima batería.

Jugar mucho tiene consecuencias

El juego en el móvil la combinación para mantener todos los elementos activos al mismo tiempo. La pantalla, procesador, GPU, altavoces y conexión de red y jugar en línea consume una enorme cantidad de energía. En este caso podemos intentar jugar a una resolución más baja y reducir el brillo de la pantalla sin afectar la experiencia. Si se trata de un juego en línea, es preferible jugar con una red Wi-Fi o 4G, siempre que no sea necesaria la conexión 5G es mejor desactivarla.

comprar powerbanks

Ver vídeos de forma continúa

Las pantallas son cada vez más grandes y se prestan mucho a disfrutar de contenidos de vídeo. Netflix, Youtube y otras plataformas nos invitan a consumir este contenido en cualquier parte y de manera muy cómoda. Sin embargo es también una de las acciones que más batería consumen. No en vano, muchos fabricantes miden la duración de sus baterías en horas de vídeo en vez de miliamperios. Por ese motivo, se recomienda ver esos contenidos con le brillo más bajo o sin conexión siempre que sea posible para reducir el consumo de energía.

Las aplicaciones en segundo plano

Aunque parezca mentira, el concepto de «teléfono inactivo», aparece como uno de los elementos que más batería consumen en muchos dispositivos. Esto significa que muchos procesos siguen consumiendo energía aunque creamos que con la pantalla apagada, el consumo es mínimo. Lo ideal es cerrar todos los procesos en segundo plano antes de apagar la pantalla.

También podremos desactivar las conexiones que no necesitemos y activar el modo No Molestar por la noche, que es cuando el terminal está más tiempo inactivo. Es conveniente también revisar los permisos de las aplicaciones para su arranque al inicio o ejecución en segundo plano, así como revisar las apps instaladas en busca de un posible software malicioso. También se recomienda reiniciar o apagar el móvil de vez en cuando para evitar ese consumo en exceso y liberar la caché del sistema.

Prácticamente todo lo que hagamos con nuestro smartphone requiere de Internet y que la conexión sea rápida y fiable tanto en datos como en Wi-Fi. En Llamaya te ofrecemos la mejor conexión con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita nuestra página web ¡cámbiate a tu compañía de Internet y móvil barato!

LO + TOP
Artículos relacionados