Cómo transferir datos de Android a iOS y viceversa

460
Pasar de Android a iOS y viceversa

Aunque el mercado de la telefonía móvil lleva muchos años persiguiendo la estandarización en términos de hardware, lo cierto es que el software sigue ejerciendo una separación muy poderosa entre los usuarios de Android y iOS.

Según un estudio de Kantar, en España un 90% de los consumidores apuestan por Android, mientras que el restante se divide entre el SO de la manzana y otras propuestas. Pero pese a este desequilibrio, las dudas en torno a la transferencia de datos de un sistema a otro son constantes.

En Llamaya hoy acudimos a las recomendaciones de los propios fabricantes para hacer un resumen de los pasos que hay que seguir para traspasar la información de un sistema operativo a otro.

Pasar de Android a iOS y viceversa

También te puede interesar:”Guía rápida para recuperar contraseñas en Android

 

Pasar datos de Android a iOS

Para llevar a cabo esta operación es necesario descargarse una app de la Google Play Store totalmente gratuita. Se llama Move to iOS, y viene acompañada de una serie de indicaciones sencillas para comenzar a transferir los datos del terminal antiguo al nuevo.

Con la aplicación descargada, hay que pasar a considerar una serie de recomendaciones previas; que el dispositivo Android tenga el Wi-Fi activado, que tanto el emisor como el receptor (los dos móviles) estén conectados a una toma de corriente, y que el terminal iOS cuente con espacio suficiente en la memoria para recibir los datos.

 

Acondiciona

En el terminal iOS accede a “Aplicaciones y datos” en el apartado de Ajustes, y a continuación pulsa en “Transferir datos desde Android”.

Esto ha de hacerse antes de realizar la propia configuración de inicio del terminal. Y si no es posible, habrá que borrar el contenido de iOS para dejar espacio a la nueva información.

¿Cómo se hace esto último? Desde Ajustes, en la sección “General” hay que navegar hasta “Restablecer”. Ahí encontrarás una opción llamada “Borrar contenidos y ajustes”.

El móvil a continuación te pedirá introducir tu ID de Apple. El proceso tardará varios minutos, y entonces puedes regresar al paso previo para retomar la transferencia.

 

Tramita a través de la app

Una vez hecho todo lo previo, debes entrar en la aplicación Move to iOS desde el terminal Android, y pulsar el botón “Continuar” que aparecerá de forma automática si se ha seguido correctamente el proceso. Aparecerán una serie de términos y condiciones, y posteriormente un “Acepto para continuar”.

Pulsando en “Siguiente” la app te pedirá un código. Vuelve al dispositivo iOS, y continuando desde “Transferir desde Android” selecciona “Continuar”.

En unos pocos segundos se generará una serie de 10 o 6 dígitos. Regresa al dispositivo Android, e introduce el mencionado código.

A continuación, se mostrará en pantalla un listado con el contenido que deseas transferir. ¿Qué se trasladará?: contactos, historial de mensajes, fotos y vídeos de la cámara, favoritos web, cuentas de corre y calendarios. Si hay apps gratuitas descargadas que estén disponibles en los dos SOs, también se añadirán.

 

Espera y finaliza

El proceso durará más o menos dependiendo de la cantidad de información a transferir, pero es importante dejar los terminales cerca el uno del otro, aunque en Android se indique que ya ha finalizado el traspaso.

Cuando la barra de carga de iOS se haya llenado, pulsa “Aceptar” en el dispositivo Android, y después “Continuar” en el dispositivo iOS. Termina de configurar el nuevo terminal, y ya habrás finalizado el proceso.

Eso sí, es importante recordar que tanto la música, como los libros y otros archivos PDF deberán ser movidos de forma manual, accediendo a cada apartado y buscando la opción correspondiente.

 

Posibles problemas

Existen varios factores que pueden frustrar el trámite si aparecen durante alguno de los pasos. Por ejemplo, deberás empezar desde el principio si entra una llamada telefónica en el dispositivo Android.

Otras complicaciones pueden surgir a causa de una mala conexión Wi-Fi. Para prevenirlo se deben desactivar apps capaces de interferir, como Sprint Connections Optimizer o Smart Network Switch. Si ni aún así mejora la situación, prueba a olvidar todas las conexiones, y a reiniciar el proceso.

En último término, como medida definitiva prueba a reiniciar ambos terminales, y a desactivar la conexión de datos móviles en el teléfono Android.

 

Pasar datos de iOS a Android

Para llevar a cabo el proceso inverso, los trámites se complican algo más. Hasta hace algunos años, pasar datos de iOS a Android era toda una odisea que requería acudir a tutoriales infernales sin ayuda alguna por parte de los fabricantes.

Por suerte hoy todo queda simplificado gracias a Google Drive. Las recomendaciones previas, precisamente, sostienen la descarga de esta app tanto en el dispositivo Android como en el iOS.

Normalmente esta ya viene instalada en el primero, por lo que solo habrá que hacerlo en el emisor. Junto a esto, también es necesario contar con una cuenta de Gmail.

 

Copia en Google Drive

Accede a la app desde el terminal iOS, abre el menú deslizando la pantalla hacia la derecha, y accede a los Ajustes. En la parte superior derecha verás la opción “Hacer copia de seguridad”.

Pulsa sobre ella para que Google comience a hacer un backup de fotos vídeos, contactos y eventos de calendario guardados en iCloud.

Si quieres que las imágenes conserven su calidad, recuerda acceder al apartado que aparece en ese mismo momento y seleccionar “Alta calidad (almacenamiento ilimitado y gratuito)”. Estos archivos irán a parar a Google App, otra aplicación que ya viene por defecto incluida en los terminales nuevos de Android.

El software comprime las imágenes a 16 MG, y reduce la resolución de los vídeos a Full HD. Si prefieres que no exista compresión alguna, en caso de que haya menos de 15 GB de archivos, opta por la opción “Tamaño original”.

 

Espera y concluye

Revisa todos los parámetros y pulsa “Iniciar copia de seguridad”. A continuación, aparecerán una serie de permisos que has de aceptar para que se inicie la transferencia. Esto tardará más o menos dependiendo de la calidad de conexión de Wi-Fi, y de la cantidad de datos a mover.

Al finalizar, cada tipo de archivo se habrá replicado en la app dispuesta por Google; los contactos estarán en Google Contactos, los eventos en Google Calendar, y las imágenes en Google Fotos o Google Drive.

Lo particular de este proceso es que los datos no se transfieren directamente entre terminales, sino que pasan antes por la nube de la compañía, para posteriormente aparecer en el nuevo terminal gracias a la sincronización automática.

De hecho, no tienes que hacer nada más, porque todo estará en su sitio cuando vayas a buscarlo. El único inconveniente es que las apps descargadas en el terminal iOS habrá que volver a descargarlas en Android, y las de pago habrá que volver a comprarlas si se desea.

 

Apuesta por la solución manual

En este post hemos recogido los procesos automáticos que ofrecen los fabricantes, pero hay que recordar que siempre se pueden seguir mecanismos manuales para transferir cada tipo de archivo. Eso sí, es un proceso mucho más farragoso que suele precisar de un ordenador.

 

Para evitar problemas durante el proceso necesitarás una buena conexión. Por eso, en Llamaya te ofrecemos la mejor con tarifas increíbles para que estés conectado en todo momento. No te lo pienses más y visita la página web de Llamaya ¡cámbiate a la mejor compañía!